jueves, 3 de marzo de 2011

UNA AUTENTICA BOMBA DE RELOJERIA

Y es que cada día me da más miedo dejar a mi familia en casa ya que cuantas más averías veo más inseguro me siento.
Ya son dos las que veo en poco más de una semana y en las dos, de no estar el propietario de la vivienda en casa, ¿quién sabe que podría haber pasado? Y gracias a que este ha sabido reaccionar.
En la primera, sin más se pone a arder un extractor de humos de una cocina que por no estar, no estaba ni en funcionamiento.



En la segunda le toca a una caja de empalme de un local, así sin avisar.
Luz y gas son dos servicios imprescindibles en la vivienda actual que nos facilitan la vida cotidiana, aunque por desgracia, la mayoría desconocemos el peligro de dichas instalaciones, que sin un mantenimiento adecuado, se pueden llegar a convertir en una bomba de relojería.

No hay comentarios: