viernes, 5 de agosto de 2011

Pillado in fraganti

Hoy, después del trabajo, como algún que otro viernes nos hemos ido Javi, Chus, Rotxina y yo a hacernos unas cervecitas, para quitarnos el calor del cuerpo.
Cuando ya íbamos por la segunda, entre risas el Chus me ha dado una sorpresa y es que el muy granuja me ha pillado in fraganti.
Me dice, “Juan, ¿tienes el bluetooth del teléfono conectado? Es que tengo que pasarte unas fotos muy guapas para el blog”.
Cuando me las pasa no puedo creer los que veo, ¡¡toma ya!! ¿Que no me pilló el otro día mientras realizaba un trabajo con los pantalones medio bajados o medio subidos, según se quiera ver?
Menuda imagen de empresa que doy, menos mal que estaba rodeado de albañiles y al que más o al que menos se le ve el canalillo.


A partir de ahora tendré que fijarme más en la altura de mis pantalones mientras trabajo, no sea que los pierda y me los encuentre por el camino.

No hay comentarios: