domingo, 17 de junio de 2012

El tamaño si que importa

Esta semana he acudido a prevenir una posible avería en una vivienda, en la que el cliente solicitaba que le revisase una caja de empalmes, ya que al parecer de esta salía un tufillo a quemado y se oía un sonido, como si algo se estuviera friendo un huevo.
Cuando he llegado a la casa y he abierto la caja, he podido ver que efectivamente “algo se estaba cociendo” en la caja.
Al parecer se había usado una ficha de empalme de 25mm² para realizar la conexión de tres cables, uno de 4mm², otro de 2,5mm² y otro de 1mm².
Para colmo cada cable entraba por un lado de la ficha y sólo estaba pelado hasta la mitad de la misma, lo que ha ocasionado que se produzca un mal contacto en su interior, ya que el de 1mm² no estaba ni presionado por el tornillo.
Viendo la situación, he quitado el servicio eléctrico de la instalación y he procedido a ajustar un poco la ficha de empalme a la realidad y de paso, he quitado más cantidad de aislamiento para que los dos tornillos aprieten el conductor.
Cuando le he dicho al cliente que se han tenido suerte de que la cosa no haya ido a mas, me ha comentado que no entiende lo que ha pasado, ya que hace poco tiempo el mismo cambió la anterior ficha de empalme por una nueva (la de 25mm²) y como no le he podido evitar, le he dicho la famosa frase de que aquí el tamaño sí que importa y es que en esto de las conexiones no te la puedes jugar.
Ya saliendo de la casa me he visto el famoso Cristo que se clavaba en las puertas de las viviendas y me he preguntado eso de ¿tendrá que ver con la “buena suerte” que han tenido de darse a cuenta a tiempo del problema?
Y es que cuando se realiza una conexión, hay que asegurarse de que esta queda haciendo un buen contacto ya que en caso contrario, el resultado puede ser bastante predecible.
Todo esto del tamaño de la ficha de empalme me ha traído a la mente una conocida canción de La Mandrágora con Javier Krahe, Joaquín Sabina y Alberto Pérez en la que decía algo así:
"No sé tus escalas por lo tanto eres muy dueña.
De ir diciendo por ahí que la tengo muy pequeña..."

No hay comentarios: