domingo, 12 de enero de 2014

Un cambio necesario

El otro día estuve ayudando a adecuar la instalación eléctrica de unas oficinas para realizar un pequeño aumento de potencia.

Nada mas ver el cuadro de automáticos, me quedé asombrado de ver el estado en el que este se encontraba.

El cuadro estaba compuesto por un automático general con las características borradas, teniendo puenteado uno de sus bornes con unos cables que estaban totalmente calcinados. Para proteger la instalación interior tenía dos circuitos, uno de 40A y el otro de 25A, que se encargaban de darle servicio a todos los circuitos.

Y si con esto no bastara, me encontré con que el automático de 40A estaba protegido por el diferencial existente, mientras que el de 25A cogía directamente de la salida del automático general, vamos que no tenía diferencial.

Tras realizar unos circuitos nuevos para aligerar la carga de los existentes y de esta manera poder adecuar el calibre de la protección a la sección del conductor, me puse a cambiar el cuadro de automáticos.

Al desmontarlo, pude observar que en la parte de atrás se encontraba una caja de empalme improvisada, en la que las excesivamente dimensionadas fichas de empalme estaban completamente derretidas.

Imagino que entre el falso contacto y que la corriente del circuito estaba limitada en un valor muy superior a su intensidad máxima admisible, favorecía este fenómeno.

Tras picar la pared para sacar la derivación individual y el circuito general de la vivienda, que se encontraban empotrados directamente, fijé el nuevo cuadro de automáticos, previamente cableado en el suelo, para realizar el corte de luz lo más breve posible.

Una vez el cuadro en la pared, me puse a conectar los circuitos existentes más los nuevos, que protegí de una forma más adecuada.

Ya con el cuadro terminado, me puse a comprobar los circuitos. Para realizar esta operación me gusta darle alimentación de uno en uno, para comprobarlos de manera independiente, con el objetivo de identificarlos y de paso ver que no hay una mezcla de circuitos.

En principio todo iba bien, hasta que llegué a un circuito que me hacía saltar el diferencial.

Me puse a buscar el origen del fallo hasta llegar a unas regletas de enchufes en las que conectaban una gran cantidad de receptores. Me puse a soltar todos los receptores conectados a las mismas y una vez todo desconectado, pude ver que el diferencial seguía saltando.

Tras revisar las regletas observé que las habían fijado a la pared mediante unos tornillos, realizando unos taladros en la misma regleta, poniendo en contacto mediante el tornillo uno de los conductores polares con la tierra de la regleta.

Tras investigar un poco pude comprobar que los antiguos enchufes de donde colgaban las regletas no tenían toma de tierra. Esto, sumado a la falta de diferencial hizo que nadie se percatara del peligro existente en la instalación. Por suerte no pasó nada ya que las consecuencias podrían haber sido nefastas, como puede ser la descarga eléctrica a una persona o un incendio.

Una vez todo saneado cambiamos la derivación individual, ya que la existente era de 4mm² y se supone que era insuficiente para aguantar tanto consumo. Digo se supone ya que al parecer llevaba años aguantando, hasta que les montaron el nuevo contador digital con limitador integrado y comenzó a disparar.

He de reconocer que en casos como este es cuando pienso que la nueva campaña de contadores no es tan mala como parece.

Y pensar que había un “instalador autorizado” que se ofreció a hacerle un boletín sin cambiar nada en la instalación.

3 comentarios:

Albertma dijo...

Igual que las empresas tienen que revisar cada cierto tiempo algunas medidas de seguridad, creo que sería importante hacer también cada cierto tiempo una revisión de los sistemas eléctricos.

Entiendo que en una casa puedas encontrarte algo así, a fin de cuentas cada uno hace lo que quiere dentro de su casa, pero no puedo entenderlo en una empresa.

Es un riesgo enorme para los trabajadores, y nadie parece entenderlo.

Como dices, la campana de campaña de cambio de contadores va a hacer que muchas de estas instalaciones salgan a la luz, y al final se evitarán problemas mayores.

Jorge García dijo...

Buenas, por desgracia, cada dia me encuentro algo parecido una o dos veces... la respuesta de la gente es "pues siempre ha funcionado bien..." o "pues yo no lo veo mal..." y en cuanto les digo lo que les puede costar "sanear" un poco la cosa, el 90% de las veces la respuesta es "bueno, cuando se queme ya lo cambiaremos"
Y respecto a lo de la campaña de cambio de contadores.... "No se, desde que me cambiaron el contador me salta la luz..." normal.... 3,3 kw contratados e ICP de 40, 50 o 63 amperios.... "y siempre ha funcionado bien...."
Saludos

juganett dijo...

Hola Albertma, pues si, la vedad es que si se hicieran revisiones con el objetivo de mejorar la seguridad mas de un susto evitaríamos. Lo que pasa es que tal y como dice el amigo Jorge, muchos lo que quieren es creer que las cosas están bien porque nunca han tenido problemas y no piensan en evitarlos, mas bien lamentarlos.

Un saludo a los dos y espero que entre todos podamos concienciar a los clientes que la seguridad es lo primero.